Método natural a base de hierbabuena que ayuda a regenerar los cartílagos de las rodillas y cadera

Hay muchas plantas que podemos adquirir fácilmente e incluso las podemos tener en el jardín de la casa, es más es probable que las utilicemos en la preparación de muchos de nuestros platos.

Debes saber que así como hay tratamientos, hay enfermedades que con el paso de los años se pueden ir desarrollando, entre ellos tenemos los males y dolencias que aparecen en nuestros músculos y articulaciones.

Cuando esto sucede, muchas de las partes de nuestro cuerpo presentan dolencias que van desde leves hasta agudas y pues estas dolencias pueden imposibilitarnos el llevar una vida activa tal y como era anteriormente.

Hay muchas formas a través de las cuales podemos tratar estos padecimientos, y solo basta con emplear algunos remedios que funcionen, y no son solamente fármacos sino que también hay remedios naturales que pueden ayudarnos con estos padecimientos.

Hierbabuena para las dolencias

 hierbabuena

Hay muchos métodos que nos pueden ayudar a tratar los dolores de articulaciones y musculares y pues lo que debemos hacer es buscar cual es el más apropiado y sin duda lo más apropiado es lo natural.

Hay muchas personas que buscan las soluciones en los fármacos sin saber que lo natural puede ser mucho más efectivo, si no lo crees prueba esta receta con hierbabuena y verás a lo que nos referimos.

Resulta que la hierbabuena es perfecta para tratar dolencias en tus músculos y articulaciones además trata el desgaste de las rodillas y eso es maravilloso.

Debes saber que las dolencias no solo se presentan por la vejez sino que pueden ser a causa de alguna lesión o por estar mucho tiempo parado o sentado, todo en exceso causa dolencias de todo tipo.

Para tratar este problema puedes emplear un remedio como el que te traemos el día de hoy.

Ingredientes

  • 1 cucharada de salvia
  • 1 cucharada de tomillo
  • 1 cucharada de romero
  • 1 cucharada de menta o hierbabuena
  • 1 litro de agua

Preparación y consumo

En una olla hierve el agua y cuando llegue al punto de ebullición agregue los demás ingredientes y deje cocinar por 5 minutos con una cuchara de madera.

Retira la olla del fuego y deja reposar por 15 minutos y procede a colar la infusión.

Endulza con un poco de miel si prefieres.

Bebe todas las noches antes de irte a dormir y también en ayunas todas las mañanas. En poco tiempo notarás los cambios.

No olvides compartir si te ha gustado este post.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *