La carta de profesora jubilada es aplaudida por muchas personas – ¿estás de acuerdo?

Cuando estamos pequeños todos tenemos un sueño, y pues muchos de nosotros luchamos a lo largo de nuestra vida para lograrlo, algunos si lo hacen y otras no, sin embargo, los que lo logran pues sin duda alguna lo disfruta.

Hacer lo que nos gusta es simplemente mucho mejor que hacer lo que para nada nos agrada, y es que cuando hacemos eso que tanto soñamos pues sin duda alguna no sentimos como si trabajáramos sino que disfrutamos lo que hacemos.

Seguramente tú también pasaste por esto y hoy en día estás haciendo lo que te gusta y pues así como tu hay otras personas que lo hacen y a eso se le llama vocación y es probable que alguien que has conocido en tu vida, como tus maestros la tengan, por la educación y es que esto es muy importante para todos.

Muchas de las profesoras de antes ya tienen experiencia y pues consideran que hoy en día la educación no es tan buena como antes y por eso deciden expresarlo, tal y como lo hizo una profesora jubilada en una carta que te traemos en este post. Sigue leyendo y entérate de que te hablamos.

Increíble carta a niños y padres

carta

Si bien lo sabes, si eres padre, la educación de tus hijos es algo que te preocupa pues de lo que aprendan de eso dependerá su futuro y lo que progrese su vida pero esto va a depender de cómo es su comportamiento.

Esto es lo que dice la profesora Lisa Riberson una profesora ya jubilada quien además afirma que la educación de hoy en día tiene problemas.

Lisa dice en su carta publicada en la red social Facebook:

“Como maestro jubilado, estoy cansado de todas las personas que no saben nada sobre las escuelas públicas, y que no han estado en un salón recientemente, o que creen que pueden arreglar nuestro sistema educativo.

¡Los maestros no son el problema! Son los padres los que son el problema. Ni le enseñan a los niños buenos modales ni les enseñan lo que es el respeto – los niños ni siquiera tienen un conocimiento general de cómo llevarse bien con otras personas.

Los niños vienen a la escuela con zapatos que cuestan más que la ropa del maestro – al mismo tiempo que ni siquiera tienen papel o lápiz para la clase.

Cuando uno habla de colegios que han “fallado”, miren a los padres y a los niños. ¿Los padres van a las reuniones de padres?.  ¿Hablan regularmente con los profesores?, ¿Se aseguran de que los niños estén preparados y tengan el equipo necesario? ¿Se aseguran de que los niños hagan su tarea? ¿Tienen un número de teléfono que funciona?  ¿Los estudiantes toman notas en clase? ¿Hacen sus deberes? ¿Escuchan en las lecciones o el alumno es uno de los que molesta y destruye a los demás?

Cuando hayas mirado estos factores entiendes que no son las escuelas las que han fracasado, sino los padres.

Los maestros no pueden hacer tanto su trabajo como el de los padres.  ¡Hasta que los padres no hagan su trabajo no va a mejorar!

Estas fueron las palabras de esta maestra, quien ahora tiene más de 345 mil compartidos en su publicación.

¿Tú qué opinas de estas palabras? Esperamos que te animes a compartirlas.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *