Qué fácil es dejar las hornillas de la estufa como nuevas utilizando limón de esta manera

Muchas son las personas a quienes les fascina cocinar e inventar nuevos platillos y demás postres, sin embargo a casi nadie le gusta limpiar el desastre que estos inventos nos dejan y es que a veces son terribles.

Seguramente tú has pasado por este tipo de problemas en donde te distraes y bum, se te riega toda tu comida en la cocina y pues ya se te hace una mancha terrible en tu cocina y no sabes cómo quitarla sin mucho esfuerzo.

Tal vez pienses que estas manchas se quitan solo con los químicos que se compran en los mercados o incluso con algún detergente y sí, estos funcionan de maravilla pero no todos podemos manipular estos químicos, muchos podemos ser alérgicos ¿entonces qué hacemos?

Pues si tú tienes alergia a los químicos muy fuerte, detergentes o simplemente se te terminó tu limpiador de cocina y necesitas embellecerla de forma rápida, pues hoy te traemos un truco que te va a funcionar de maravilla y no vas a gastar mucho. Sigue leyendo y entérate de que te hablamos.

Cocina limpia fácilmente

Tener la estufa o cocina, toda manchada da mucho que pensar, además si los restos se acumulan cada vez más entonces ya sabes que esto puede atraer roedores y alimañas a tu hogar y de eso sí que estamos seguros que no quieres ni verlos.

Por todo esto hoy te queremos hablar de un limpiador casero que solo va a ocupar unos pocos ingredientes y tu estufa va a quedar reluciente sin hacer muchos esfuerzos y sin exponerte a los químicos o detergentes.

Para prepararla solo vas a necesitar los siguientes materiales:

3 cucharadas de bicarbonato

Jugo de 1 limón

1 bol

1 esponja suave

Procedimiento

Primero que nada, debes asegurarte de que el gas esté cerrado y pues las hornillas no estén muy calientes, para evitar quemaduras. Luego de esto retiraremos las hornillas, bien sabemos que tiene dos partes pero solo vamos a limpiar el que está en la superficie, no el que está abajo.

En el bol, procede a agregar el bicarbonato y el jugo de limón y mezcla muy bien, pero no importa si queda muy homogéneo, así estará bien.

Luego toma el estropajo y remójalo en la mezcla y procede a frotar las hornillas hasta quitarle el sucio.

Enjuaga con un poco de agua y seca y listo, vuelve a armar y listo ahora tendrás una cocina resplandeciente.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *