De esta manera podrás regular el intestino, normalizar el colesterol y derretir la grasa del estómago simplemente usando esta receta de limón

Hay problemas de salud que pueden tratarse con la medicina natural, ese remedio puede ser súper simple, puede tenerlo en tu casa y no saberlo. Para los problemas de intestino, de colesterol y expulsar la grasa, el limón puede ser la solución.

Pero no como normalmente lo consumimos, no se trata de su jugo, sino precisamente de su cascara. Con esta puedes hacer una harina de limón que puede ayudar a mejorar tu salud notablemente. Lamentablemente la mayoría de las personas no saben estos beneficios y desechan la cascara.

Por eso te vamos a enseñar como debes preparar la harina de limón y así puedas provecharla para tener un organismo más saludable. Este no tiene mal sabor, es mas ni notaras que la estas comiendo. Solo necesitas agregarla a tu comida diariamente y esta hará su trabajo sin que siquiera lo notes.

Esta harina no la podrás comprar, por eso te vamos a dar el procedimiento exacto para prepararla y disfrutar de sus beneficios. Si quieres saber más de esto, toma nota de todo lo que te indicaremos.

Aprende hacer harina de limón para tratar diversos problemas de salud

A continuación te enseñamos a prepara la harina. Para realizar este remedio solo necesitas 10 limones.

Preparación y consumo:

Corte los limones a la mitad y prepara un jugo con ellas. Las mitades exprimidas no las deseches.

Inmediatamente después de exprimirlas ve a lavar esas mitades para que no quede rastro del zumo de limón y ponlas a escurrir con la parte de la pulpa viendo hacia abajo.

Cuando estén secas, agrégalas a la licuadora y bátelas sin nada de agua. La idea es triturarlas. Lego extiéndelas en una bandeja de vidrio y ponlas a hornear a una temperatura baja. Debes moverlas cada cierto tiempo para evitar que se quemen y peguen de la bandeja.

Lo ideal es dejar la puerta del horno medio abierta para controlar mejor y evitar que se sobre cocinen. Cuando las cascaras estén deshidratadas es momentos de sacarlas del horno.

El siguiente paso el volverlas a pulverizar en la licuadora para obtener una harina. Finalmente cierne la harina y guárdela en un frasco de vidrio hermético dentro de la nevera

Debes consumir 3 cucharadas de esta harina al día. La puedes agregar en jugos, té, sopas, ensaladas, frijoles, arroz o pasta.

El procedimiento lleva su tiempo pero vale la pena realizarla. Si te gusto compártela.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *