Cáscara de mandarina: siete problemas que resuelve mejor que los medicamentos

La mandarina es una fruta de color naranja, se puede llamar cítrica pero a veces es un poco mas dulce que la naranja. Esta desprende un exquisito aroma que invade el lugar en donde la estés comiendo.

Su origen es asiático, en china existe una gran variedad de esta fruta y ahora es muy conocida en el mundo. Esta contiene vitamina C, pero tiene más nutrientes especiales para mantenernos saludable, como por ejemplo las vitaminas B.

Afortunadamente la pulpa de la mandarina no él lo único que podemos usar para mantenernos sanos, si no que también a concha tiene sus propiedades curativas y hoy las conocerás.

Después de leer este articulo, no volverás a desechar las conchas de esta fruta. Tiene propiedades aromáticas, culinarias y medicinales, por lo que debe aprovecharse al máximo.

 Cura todas estas enfermedades con la concha de mandarina

mandarina

Dificultad para respirar: para tratar este problema debes calentar agua y agregarle un trocito de cascara de mandarina, dejar reposar una hora y beber 3 veces al día. Esta afusión ayuda a curar la bronquitis, pero no te excedas con la cantidad de cocha de mandarina ya que esta es amarga.

Alivia la tos: cando comas mandarina no botes la concha, ponla a secar. Cuando tengas tos, debes calentar agua y agregar la concha de mandarina, deja que repose la mezcla por una semana, y cuando pasen esos días toma 20 gotas de esta infusión con un vaso de agua después de cada comida.

Nariz tapada: pon a calentar agua con la concha de la mandarina, déjala hervir y paga el fuego. Luego acerca tu rostro con mucho cuidado al vapor que emana la infusión e inhala para que tus vías respiratorias se descongestionen.

Mala digestión: para mejorar tu digestión debes poner a secar la cascara de mandarina ni pulverizarla. Ese polvo agrégalo a tus comidas para digerir mejor los alimentos.

Pie de atleta y hongos: súper senillo, frota la concha de mandarina en tus pies dos veces al día hasta que ya no tengas el hongo.

Insomnio: para poder conciliar el sueño es importante que te relajes, por eso prepara un té con la concha de mandarina y si quieres endúlzalo con miel ya que suele ser amargo. Bébelo antes de acostarte y podrás descansar.

Presión arterial alta: para controlar los niveles de tensión debes calentar 3 litros de agua con la concha de la mandarina y dejar que se cocine hasta reducirlo a 1 litro. Al enfriarse toma un baño con esta preparación y te sentirás mejor. Debes hacer ese proceso de manera inter diaria.

Como ves la concha de mandarina es muy útil, cuéntaselo a todos. Compártelo con tus amigos y familiares.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *